The Very Large Array (VLA)

 

El Very Large Array, conocido como el VLA, es uno de los principales observatorios radioastronómicos del mundo y consiste de 27 antenas de radio distribuídas en una configuración en forma de Y. Ubicada en los Llanos de San Agustín, a 50 millas al oeste de Socorro, Nuevo México (Estados Unidos), el VLA se utiliza para hacer imágenes de objetos astronómicos en ondas de radio con un nivel de detalle comparables a aquellas hechas por los telescopios ópticos más grandes del mundo.

 

Posicionado a lo largo de vías férreas, las antenas del VLA, en forma de plato, son orientables y transportables, y funcionan en conjunto actuando como el lente zoom de una máquina fotográfica para hacer fotos en ondas radiales. Estas ondas son recogidas, enfocadas y amplificadas antes de ser enviadas al edifico de control, donde se combinan para formar imágenes del sol, planetas, cometas, estrellas, galaxias y nubes de gas. Al estar las antenas juntas toman imágenes de una gran región del cielo, y al separarse toman imágenes más detalladas pero de una porción de cielo más pequeña. Usando este notable sistema, los astrónomos acumulan información crítica sobre los procesos físicos de los objetos celestiales en el Universo.

 

El VLA ha sido usado por más astrónomos y ha producido más publicaciones científicos que cualquier otro radiotelescopio en el mundo. En sus primeros 20 años el VLA ha sido usado por más de 2,200 investigadores de cientos de instituciones repartidas por el mundo para más de 10,000 proyectos de observación.

 

El VLA recibe ondas de radio que van de 0.7 cm hasta 400 cm de largo. Cada antena posee un plato de 25 metros de diámetro y pesa 230 toneladas. Las señales combinadas de todas las antenas dan una resolución equivalente a la de una antena de 36 Km de diámetro, con la sensitividad equivalente a la de un plato de 130 metros de diámetro.

 

En su configuración más pequeña, el VLA mide aproximadamente 1 Km de diámetro y en la más grande corresponde a un área de 36 Km, mayor en diámetro que la ciudad de Washington D.C. Las antenas del VLA pueden formar cuatro configuraciones distintas que pueden ser cambiadas cada cuatro meses. Los ingenieros usan un vehículo transportador hidráulico a diesel de 90 toneladas para reposicionar cada una de las antenas del VLA.

 

El VLA, y que constituye el más famoso radiotelescopio en la historia, cambió su nombre a "Karl G. Jansky VLA" en honor al fundador de la radioastronomía, la ciencia que estudia el Universo a través de las ondas de radio emitidas por objetos en el espacio.

 

El que se ha convertido en el radiotelescopio ícono de la cultura pop, con apariciones en películas como Contacto y Terminator, locación de videos musicales, inspiración para carátulas de discos de legendarios grupos musicales de la talla de Bon Jovi y Dire Straits, y hasta ha sido usado en la continuidad del canal BBC y en videojuegos, anunció oficialmente su nuevo nombre el pasado 31 de marzo en una reinauguración de sus dependencias ubicadas en Nuevo México.

 

Luego de más de una década de trabajos en la actualización de sus instalaciones, el VLA que fuera originalmente inaugurado en 1980, con financiamiento de la Fundación Nacional de Ciencias (NSF), para ser operado por Associated Universities, Inc. (AUI) y NRAO –instituciones que constituyen la fracción norteamericana de ALMA-, completó una transformación tecnológica que lo convirtió en un radiotelescopio totalmente nuevo y de capacidad científica aún mayor. El Karl G. Jansky VLA reconoce las valiosas capacidades adicionales con que cuenta el VLA y su promesa de importantes descubrimientos científicos a futuro.

 

El nuevo nombre fue seleccionado de entre más de 23 mil sugerencias enviadas por más de 17.000 personas de cerca de 70 países. NRAO pidió a la comunidad pública y astronómica que sugiriera nombres que reflejaran tanto la orgullosa herencia como la futura promesa de este nuevo telescopio. Se recibieron propuestas con nombres que honraban a muchas otras personas aparte de Jansky. Las postulaciones se recibieron en un sitio web, desde mediados de octubre a comienzos de diciembre de 2011.

 

La actualización del sistema electrónico del VLA, hasta convertirlo en una instalación tecnológica vanguardista, comenzó el año 2001. Aparte del financiamiento de la NSF, contó con contribuciones de Canadá y México. Se reemplazaron tanto el equipo electrónico original de sistema analógico de transmisión de datos y el “corazón” computacional del telescopio, por receptores y equipos electrónicos de última generación, además de un sistema de transmisión de datos por fibra óptica de gran ancho de banda y estructura digital. También se diseñó un nuevo e innovador supercomputador central a cargo de los colegas canadienses. Inicialmente, al comenzar este proyecto actualizado, se le llamó VLA Extendido o EVLA.

 

El Jansky VLA es sobre 10 veces más sensible que el VLA original a las débiles emisiones de radio, y cubre sobre tres veces más la frecuencia de radio. Proveerá a los astrónomos la capacidad de hacer frente a importantes temas científicos pendientes, que van desde la formación de estrellas y planetas en la Vía Láctea y en las galaxias cercanas, ubicar campos magnéticos en las galaxias y cúmulos, y hasta descubrir la imagen del gas que forma las galaxias tempranas.

 

El día de la inauguración del Karl Jansky VLA, se lanzó en simultáneo para quienes quieran conocer este radiotelescopio, un tour virtual para recorrer sus instalaciones. Lo pueden visitar en  www.nrao.edu/explorer/vla/TheVLAExplorer.php.

 

Más información en http://www.vla.nrao.edu/

 


Fotografo: Dave Finley


Fotografo: Dave Finley